Noticias

Entrevista a Andres Ballesteros, Director General de Vivia Biotech

Correo electrónico Imprimir

 

De sus años en Nueva York, este licenciado en Derecho se ha traído una curiosa mezcla de inglés y español: "Entrar en una biotecnológica ha sido todo un challenge [reto]", afirma. Andrés Ballesteros es el director general de Vivia Biotech, una compañía española cuya tecnología permite testar, directamente sobre la sangre del paciente de leucemia, el efecto de miles de tratamientos distintos; y, en 48 horas, selecciona el que considera idóneo. Vivia cuenta con el apoyo de Pethema (ligada a la Sociedad Española de Hematología). Ballesteros llega a la redacción de elEconomista a última hora, recién aterrizado: viene de una reunión que le aplazaron. Pero no parece cansado.
¿Qué hace un abogado como usted en una biotecnológica como ésta?
Sinceramente, estoy aquí por casualidad. Durante siete años trabajé en banca y en despachos de abogados en Nueva York, hasta que decidí volver a España, con la ideas de ser mi propio jefe y de montar una compañía con un contenido social. Empecé un MBA, mi hermano, Joan -el otro socio de laempresa-, que es científico, me planteó la idea de Vivia Biotech yme subí al carro.
El 11-S se produjo durante esa etapa suya en NuevaYork. ¿Cómo recuerda aquel día?
Es curioso: me enteré de lo que estaba pasando por la llamada de un amigo desde la Costa Brava, justo cuando entraba en mi oficina. Por la ventana vi lasTorres Gemelas incendiadas. Nos evacuaron en cuestión de segundos. De camino a casa me crucé con un businessman que parecía venir de Wall Street y al que habría pillado la caída de la primera torre. Me recordó a un mimo: estaba completamente cubierto de polvo blanco. No se me olvidará en la vida.
¿Cómo se siente como empresario en esta crisis?
Hoy, mejor que hace dos meses [ya que, en abril, Vivia cerró su segunda ronda de financiación por 7,2 millones de euros]. Pero he pasado un año muy difícil a nivel personal y profesional. Presentas tu proyecto a más y más inversores, pero de ahí a que inviertan hay un mundo. Aunque estoy orgulloso de mi capacidad para pasar de la angustia a la calma. El bloqueo mental es muy peligroso y evitarlo puede salvar una empresa.
¿Cuántas horas al día pasa hablando de leucemia?
¡Muchas! Incluso sueño con ello. Está en la sangre del emprendedor...
El 20 por ciento de sus empleados son extranjeros. ¿No había suficiente talento aquí?
Le daré la vuelta a la pregunta: ¿cuántas biotecnológicas españolas conoces que hayan llevado un fármaco al mercado? Sólo Zeltia. Hay un pool menor de gente con experiencia en este campo. Y, si tienes un buen proyecto y capacidad financiera, atraes el talento. España atrae.
Hombre, ahora mismo, España atrae más bien poco.
Cierto, ahora no atrae. Pero conozco a daneses y alemanes que se vendrían encantados a trabajar en Vivia. ¿Que la situación del país es mala? Por supuesto. Yo estoy buscando dinero fuera.
De sus años en Nueva York, este licenciado en Derecho se ha traído una curiosa mezcla de inglés y español: "Entrar en una biotecnológica ha sido todo un challenge [reto]", afirma. Andrés Ballesteros es el director general de Vivia Biotech, una compañía española cuya tecnología permite testar, directamente sobre la sangre del paciente de leucemia, el efecto de miles de tratamientos distintos; y, en 48 horas, selecciona el que considera idóneo. Vivia cuenta con el apoyo de Pethema (ligada a la Sociedad Española de Hematología). Ballesteros llega a la redacción de elEconomista a última hora, recién aterrizado: viene de una reunión que le aplazaron. Pero no parece cansado.
¿Qué hace un abogado como usted en una biotecnológica como ésta?
Sinceramente, estoy aquí por casualidad. Durante siete años trabajé en banca y en despachos de abogados en Nueva York, hasta que decidí volver a España, con la ideas de ser mi propio jefe y de montar una compañía con un contenido social. Empecé un MBA, mi hermano, Joan -el otro socio de laempresa-, que es científico, me planteó la idea de Vivia Biotech yme subí al carro.
El 11-S se produjo durante esa etapa suya en NuevaYork. ¿Cómo recuerda aquel día?
Es curioso: me enteré de lo que estaba pasando por la llamada de un amigo desde la Costa Brava, justo cuando entraba en mi oficina. Por la ventana vi lasTorres Gemelas incendiadas. Nos evacuaron en cuestión de segundos. De camino a casa me crucé con un businessman que parecía venir de Wall Street y al que habría pillado la caída de la primera torre. Me recordó a un mimo: estaba completamente cubierto de polvo blanco. No se me olvidará en la vida.
¿Cómo se siente como empresario en esta crisis?
Hoy, mejor que hace dos meses [ya que, en abril, Vivia cerró su segunda ronda de financiación por 7,2 millones de euros]. Pero he pasado un año muy difícil a nivel personal y profesional. Presentas tu proyecto a más y más inversores, pero de ahí a que inviertan hay un mundo. Aunque estoy orgulloso de mi capacidad para pasar de la angustia a la calma. El bloqueo mental es muy peligroso y evitarlo puede salvar una empresa.
¿Cuántas horas al día pasa hablando de leucemia?
¡Muchas! Incluso sueño con ello. Está en la sangre del emprendedor...
El 20 por ciento de sus empleados son extranjeros. ¿No había suficiente talento aquí?
Le daré la vuelta a la pregunta: ¿cuántas biotecnológicas españolas conoces que hayan llevado un fármaco al mercado? Sólo Zeltia. Hay un pool menor de gente con experiencia en este campo. Y, si tienes un buen proyecto y capacidad financiera, atraes el talento. España atrae.
Hombre, ahora mismo, España atrae más bien poco.
Cierto, ahora no atrae. Pero conozco a daneses y alemanes que se vendrían encantados a trabajar en Vivia. ¿Que la situación del país es mala? Por supuesto. Yo estoy buscando dinero fuera.

You are here: NOTICIAS Entrevista a Andres Ballesteros, Director General de Vivia Biotech

Localización y Contacto

Cluster de Salud de Castilla y León.

SEDE SOCIAL:
C/ Jacinto Benavente, 2-4ª Planta
47195 Arroyo de la Encomienda (Valladolid)
SPAIN

Tel.: +34 983 324 246
Fax: +34 983 411 428
info@biotecyl.com

Apoyado por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio (MYTIC) y cofinanciado por FEDER (UE), dentro del programa de apoyo a las AEI, para contribuir a la mejora de la competitividad de la industria española